¿Por qué acudir a nuestro retiro de Artes Tántricas y meditación?

 

Uno de los grandes retos de nuestra sociedad moderna con respecto a nuestras relaciones es el de confiar de nuevo, conectando de nuevo con la inocencia y la de nuestro corazón. Encontrar el coraje de abrirse a la intimidad y a la vulnerabilidad es una forma de acceder a una sexualidad sana y a unas relaciones saludables.

El miedo a ser rechazado, a ser expuesto y a ser visto en aspectos que queremos ocultar para poder seguir siendo amados, son algunas de las razones que nos alejan de la posibilidad de crear relaciones íntimas.

 

El esfuerzo energético y la tensión física que de forma inconsciente nos protege evitando la apertura y la intimidad, se experimenta en nuestro cuerpo, en nuestra mente y en nuestra alma como ansiedad, stress y angustia vital.

La frustración, la depresión, la falta de energía, el insomnio y muchos otros problemas y enfermedades son síntomas de esta carencia de conexión interna.

 

Por el contrario, el contacto físico, la conexión social, la seguridad, el sentirnos , escuchados, apoyados y amados tal y como somos; nutren nuestro cuerpo físico, calman nuestra mente y nuestro sistema nervioso y nos convierten definitivamente en individuos religiosos cuando a través de una profunda relajación experimentamos nuestra verdadera naturaleza.